lunes, 5 de mayo de 2008

Cuando se obtienen los premios de luchar hasta el final (Jornada 35)

Andrés Pérez | Decía Aimar en una entrevista que le hicieron la semana pasada que "Al fútbol le sobran explicaciones". Y probablemente sea la frase más obvia y a la par más sabia de toda la temporada. Hacía referencia el mediapunta argentino a la lastimosa situción del Real Zaragoza. En puestos de descenso con un equipo de Champions, la historia que venimos contando varias jornadas atrás. Y precisamente por eso, porque al fútbol le sobran explicaciones, nos encanta tanto. O quizá, porque es el único o uno de los pocos deportes colectivos con un balón que hacen posible lo imposible. O mejor, quizá porque nos regala remontadas o victorias épicas en el último minuto. Como la del Zaragoza ante el Depor. Como la del Madrid ante el Osasuna. Perdía el Real Madrid 1-0 ante Osasuna en Pamplona inmerecidamente tras un tonto penalty de un sobrexcitado Heinze. Corría el minuto 86 cuando Higuaín, con nueve jugadores sobre el campo (Cannavaro expulsado y Heinze lamiéndose las heridas en la banda) le puso el balón en la cabeza a Robben empatando el partido. Acto seguido, en el 88 Higuaín le daba la trigésimo primera Liga al Real Madrid.


Pareció un partido más digno del año pasado que de este. El Real Madrid contra las cuerdas a falta de ocho minutos del final y la suerte, unida a la fe, obrando milagros. Se sabía campeón desde hace ya un tiempo lejano pero celebró la victoria de ayer como si en el último minuto de la Liga hubiera ganado el campeonato. El Madrid ha sido el mejor equipo de la Liga, no se puede negar, pero nadie atisba en su reinado de dos años la creación de una futura dinastía, de un equipo dominador hasta el punto de monopolizar España y Europa. Si bien es cierto que dos Ligas seguidas están muy bien y de hecho es un premio para Raúl (nunca lo había conseguido), no significan que el Real Madrid vuelva a infundir en sus rivales el miedo de antaño. Tiene una pegada desocmunal pero ya no apabulla en Europa, ya no intimida con sus nombres y el hecho de que el año pasado fuera el Barça quien la perdiera más que el Madrid quien la ganara resta intimidación para los blancos. Pero es un hecho, dos Ligas seguidas ante la apatía del Barça, no queda otra más que felicitar al campeón, digno y merecido.


Si por arriba la Liga se decidió en el último minuto en el lodo de la lucha por la supervivencia ya habían dado ejemplo. Concretamente el Zaragoza, quien el viernes apuntaba como el gran triunfador de la jornada debido a los difíciles partidos del resto de candidatos al descenso. El Getafe contra un Villarreal intratable en casa, el Valencia frente a un Barça necesitado de goles ante su afición, el Recreativo frente a un Atlético que necesita ganar en casa para asegurar la Copa de Europa, el Osasuna frente al Madrid campeón y el Valladolid frente al Sevilla. Obviando al Levante, seis de los siete últimos clasificados se enfrentaban con los seis de cabeza. Salvo el Zaragoza, que lo hizo ante un lamentable Depor. Desconozco como será el Depor en su propio campo y si se habrá convertido en el mejor equipo de la Segunda vuelta jugando decentemente al fútbol, pero el Sábado dió una lección de cómo no ir descaradamente a por el partido. El Zaragoza, aupado por la afición, jugó como nunca y ganó en el 94' con un gol in extremis de Ayala, que lloró mientras la afición se volvía literalmente loca. 41 puntos y fuera del descenso merecidamente. 8 de 12 puntos posibles, dos empates y dos victorias. A este ritmo el Zaragoza va camino de salvarse, pero imaginen como estará de cara la vida en Primera si el Zaragoza sin perder en cuatro partidos sigue ahí abajo.


Los de abajo contra los de arriba. En eso consistió la jornada de ayer. El segundo se enfrentaba en su campo contra el Getafe, un buen Getafe, todo hay que decirlo, que sucumbió ante la pegada descomunal del Villarreal en casa. El Villarreal aseguró y el Getafe confirmó que luchará hasta el final por quedarse en Primera. El Barcelona, tercero, destrozó al Valencia. Antes siquiera de que la afición se asentara y comenzara a pitar y a protestar por la lamentable imagen del equipo durante toda la temporada, Messi ya había marcado el primero, a los dos minutos Xavi el segundo y en el 14' Henry el tercero. El Valencia se hundía sin ideas y confirmó, como el Getafe, que luchará por no descender. Insisto en que la situación del Valencia es alarmante. Los jugadores todavía no se creen que luchan por no bajar y el equipo no está preparado para tal drama. Su vida en Primera dependerá de lo que haga el miércoles ante el Zaragoza. Y finalmente, en la lucha por la Champions todo quedó como estaba ya que tanto Atlético, Sevilla y Racing vencieron a los de abajo, Recreativo, Valladolid y Murcia, equipo oficialmente de Segunda. Definitivamente al fútbol le sobran explicaciones. Los últimos minutos han vuelto a decidir una Liga y parte de la lucha por no descender. Aquí particularmente no nos sorprendemos. Llevamos casi dos meses diciendo que esta Liga perdió definitivamente el sentido hace tiempo.

Resultados |

Racing 3 - 2 Murcia
Athletic 1 - 2 Mallorca
Levante 1 - 1 Espanyol
Villarreal 2 - 0 Getafe
Almería 1 - 1 Betis
Sevilla 2 - 0 Valladolid
Barcelona 6 - 0 Valencia
Osasuna 1 - 2 Real Madrid
Atlético 3 - 0 Recreativo
Real Zaragoza 1 - 0 Deportivo

Clasificación | (pincha aquí)

Los goles del Real Madrid campeón:



Los goles del Barça:



Reportaje de Cuatro sobre lo sucedido el Sábado en La Romareda:



Vía | As, You Tube, Marca, El País, Más que Fútbol
Imagen | Marca, As

Más que Fútbol ● 2008

5 Comentarios:

Andrés Pérez dijo...

@ Diego

En el penalty, se partió el dedo de la mano y a sangrar.

Anónimo dijo...

Una corrección Andrés y disculpa mi atrevimiento, pero fué el Valladolid el que se enfrentó al Sevilla, y el Recreativo el que se enfrentó al Atlético de Madrid. Sigue así, vas por buen camino, amigo.

Andrés Pérez dijo...

Completamente cierto, las prisas y el extrés me hicieron perder la cabeza. Ahora mismo lo corrijo.

Un abrazo y gracias.