miércoles, 26 de marzo de 2008

Dejemos paso a la irrealidad


He desistido de darle cualquier lógica a la Liga. Ya no me interesan ni los puntos ni los goles, ni los resúmenes ni los debates encarnizados entre madridistas y barcelonistas sobre quién o quién no ganara la Liga. Porque en realidad ninguno puede decir que su equipo merezca ganar la Liga, de tal modo que se dedican a criticar al rival aludiendo el viejo pero pobre argumento de: "No mereceis esta Liga". Es un recurso lícito pero valdría preguntarse si el autor de esas mismas palabras cree que su equipo la merece. La respuesta es no, y por eso desisto de darle lógica a esta Liga.


Y desisto porque cada jornada parece que la historia se repite. Tengo una teoría, los fines de semana pares de cada mes el Madrid se aleja a unos 7 u 8 puntos del Barça pero, desgracias de la vida, cada fin de semana impar el Barcelona se acerca a unos 4 ó 5. Es una teoría infundada sin rigor científico y sin contrastar datos pero, he de insistir aunque parezca repetitivo, no le doy ya ninguna lógica a esta Liga.

El Real Madrid ha vuelto a decepcionar. Y es curioso cómo un equipo que lleva dos años gastándose más de 100 millones de euros cada verano en fichajes presuntuosamente estelares decepciona sí o sí. Y decepciona porque no termina de jugar bien y porque, a pesar de ir líder sólidamente desde hace varios meses en la competición doméstica, fracasa año sí y año también en los octavos de final de la Liga de Campeones (disculpad que la llame así, pero soy un clásico). Pelgirosa barrera psicológica se autoconstruye el Madrid en Europa, tan pronto cae con el peor Bayern de los últimos 10 años como sucumbe a una Roma brillante. En Copa no supera al Mallorca y en Liga a pesar de las mil y una razones que ha dado el Barça para alejarse a los 15 puntos, está ahora a 4 con Van Nistelrooy lesionado, con un mediocampo que no funciona y con una defensa que o bien por lesiones o bien porque no es tan buena como se cree, que hace aguas. Y ahora Casillas no es suficiente.


Bien, si el Madrid está tan mal y lo hace todo tan mal ¿Cómo va líder? La respuesta es que el Barça está peor. Curiosa paradoja ha creado el año 2008, el Madrid ha perdido 9 partidos y ha ganado 8 y sigue líder a 4 puntos del Barça. Hay un líder sólido que está en crisis y los de Barcelona no son capaces de alcancarle. Es ilógico, cualquier otra Liga del mundo hubiera destronado a un líder de papel como el Madrid pero en esta no. No es culpa de nadie, es poco nivel, falta de calidad y de juventud, juventud que reluce en el Barça cortesía de Bojan, ese niño prodigio que de no haber sido por Henry y Ronaldinho hubiera sido titular tiempo atrás en esta temporada, tal y como están las cosas, de perdidos al río. Pero en el Barcelona se han pasado al mitad o tres cuartos de la temporada pensando en si Ronaldinho se recuperará o no. Ahora, al parecer, se autolesiona o trata de fingirlo y todos dan por seguro que ni se recuperará ni quiere hacerlo. Quiere irse y volver a ser el que fue. Pero el Barça, perdido sin Eto'o (11 goles en 11 partidos) la mayor parte de la temporada ha estado en situaciones peores que las del Madrid. Rijkaard, gran entrenador, perdió el toque especial el año pasado y el equipo mal engrasado no carbura. Henry no parece él, Ronaldinho, lo dicho, Xavi no está como otros años, Iniesta está irregular y a pesar de ello es el valor más seguro y especialmente la defensa, se hunde. Partido tras otro. Milito hace mucho pero Puyol, Thuram, Zambrotta o Edmilson estropean cada partido con errores defensores de libro. ¿Tienen la culpa ellos o un Rijkaard que no trabaja la defensa o que no sabe trabajarla? En ese caso, ¿Años atrás si Rijkaard no trabajaba la defensa, porqué el Barça era tan sólido? ¿Se explica todo con el hundimiento de los jugadores clave?


Tantas preguntas atormentan mi cabeza y la de la propia Liga, que lejos de tener la emoción del año pasado, roza el ridículo ante la poderosa liga Inglesa. Creo pero no afirmo que es la Liga con menos nivel en muchos años. No es cuestión de más estrellas o menos, es cuestión de actitud, he de suponer. El problema es que tanto Barcelona como Real Madrid están mal y atraviesan crisis estructurales importantes, y sin embargo, a pesar de ello, siguen siendo los líderes de la Liga. El Barça camina ahora a 4 puntos de un Real Madrid que tuvo ocasiones ante el Valencia pero no jugó del todo bien, palmando, por supuesto. ¿Y el resto? El Villarreal con más regularidad estaría ahí arriba, más todavía. Y es una pena de Liga. Finalmente la prueba palpable del bajo nivel de este año. El Almería y el Racing. No creo que estén tan arriba por méritos propios única y exclusivamente, hay más de desgracia ajena como en Valencia o en Zaragoza. Los entrenadores crean buenos equipos pero ya no hacen milagros, cosas del fútbol moderno, y ni Almería ni Racing tienen plantilla de UEFA y sin embargo están ahí. Les felicito, pero a mí, me apena esta Liga ilógica y aburrida.

Por cierto, entre tanto, la selección prueba esta noche frente a Italia, la campeona del Mundo. La Liga española está horrible, veremos si la selección es capaz de sacarnos de la melancolía en la que muchos aficionados nos encontramos este año. Me encomiendo a Torres y Cesc, y que sea lo que Italia quiera.

Imagen | As, El País

Más que Fútbol ● 2008

1 Comentarios:

MiKis81 dijo...

Tienes toda la razón, yo también estoy de acuerdo. No he visto una liga donde los de arriba estén tan mal, y donde no exista un dominio claro de un equipo. La verdad es que es una pena.