lunes, 14 de junio de 2010

Capítulo 3 | Simplemente Alemania

Andrés Pérez | Cuesta recordar un partido de peor nivel en un Mundial que el ofrecido por Eslovenia y Argelia dirimido en un error garrafal del portero argelino para suerte de los eslovenos. Quizá no signifique nada o quizá lo signifique todo: tanto ese gesto, esa broma de mal gusto que el Jabulani le ha jugado a Fawzi Chaouchi, como el partido en sí mismo resumen gran parte de lo sucedido en los tres primeros días, esto es, porteros determinando partidos para mal y un pobre fútbol maltratado por la cobardía y la falta de talento.

Hasta que llegó Alemania y eterna, radiante, competitiva, seria, inteligente y Alemania, simplemente Alemania, se postuló como la otra gran favorita más allá de por el puro peso de la historia. La presencia de Ozil y de Müller en el once de Löw y la ausencia de un Ballack que ya ha aportado todo lo que tenía que aportar al fútbol otorgan al combinado germano un aire rejuvenecido y fresco ante el que poco ha podido hacer una roma Australia, que ha asistido impotente al recital de fútbol, a su manera pero recital, de Alemania y Ozil. Es Ozil, el joven jugador del Werder Bremen, la joya que Alemania no tenía desde tiempos inmemoriales, un jugador determinante capaz de marcar la diferencia por encima del rodillo colectivo.

Se eleva el alemán de origen turco por el resto de sus compañeros para hacer brillar aún más el buen hacer equilibrado y sobrio de Müller y la segunda juventud permanente que vive Klose cada vez que un Mundial asoma la cabeza en el calendario. Khedira y Schweinsteiger dan la solidez adecuada al centro del campo sin descuidar una aseada y personal creación y atrás Friedrich y Mertesacker parecen un seguro adecuado para las aspiraciones de una selección completísima, que sabe competir, que lo demuestra, que no se anda con rodeos y que juega muy bien al fútbol. Esta Alemania suma el peso tradicional de su leyenda y hecos reales y tangibles. Tan tangible como el destrozo que le ha hecho a Australia, cuyos jugadores soñarán esta noche con Ozil.

Antes de Alemania quien alegró la tarde fue Ghana. Se impuso a la Serbia de Antic merecidamente con una imagen notable tanto en defensa como en ataque y pudiendo haber marcado algún gol más. Serbia no rindió al nivel que se esperaba de su buena camada de jugadores jóvenes, pero a pesar de ello en la primera parte dominó y jugo mejor que Ghana. Ghana, en todo caso y tras la victoria frente a Serbia, se postula como la gran favorita para acompañar a Alemania a los octavos de final y no sería descartable imaginar que en caso de Inglaterra ser la primera clasificada del Grupo C tendría no pocos problemas para doblegar al conjunto africano.

Resultados de la tercera jornada:

Argelia 0 - 1 Eslovenia
Serbia 0 - 1 Ghana
Alemania 4 - 0 Australia

P.D.1

Hablando de Inglaterra, ayer rindió a un nivel menor del esperado frente a la siempre bien apañada selección estadounidense y empató a uno tras un garrafal y tremendo fallo de su portero tras un lanzamiento de Dempsey blando y raso. Green vio como el Jabulani se resbalaba entre sus manos para introducirse mansamente en la portería inglesa al mismo tiempo que ninguno de sus compañeros se acercaba a consolarle y Capello volvía la mirada asumiendo algo que parecía haber previsto pero aún se negaba a creer. Más allá del error de Green, humano y decidor de la maldición que acompaña a la portería inglesa allá donde va, Inglaterra anduvo algo tosca y certificó algo que ya se sabía: la pareja Lampard - Gerrard no funciona.

P.D.2

Cuando Inda abre la boca suele ser para decir estupideces. En esta ocasión no deja pasar la oportunidad de la gala de ceremonia del Mundial para castigar con su verborrea inclasificable a la organización sudafricana. Si notan un extraño olor mientras leen el párrafo que a continuación adjunto no se extrañen: es el hedor de la hez periodística.

La ceremonia de inauguración del Mundial fue vulgar, monótona, como de hace 30 años. Parecía como extraída de uno de los últimos capítulos de ‘Cuéntame’. Por un momento imaginé a Antonio Alcántara contemplando a través de su Telefunken cómo se levantaba el telón del primer campeonato del mundo en esa África que también existe. [...] Comparada con la de los Juegos Olímpicos de Pekín, parecía una fiesta de pueblo. [...] Fue un monumental monumento a la chapuza. El público arribó al Soccer City con el tiempo justo o directamente tarde por el espectacular atasco que se lió en el centro de Johannesburgo, por unas caravanes que ríanse de las que padecemos en Madrid o Barcelona un viernes a la hora de comer. La estampa era patética: los 1.500 artistas que participaron en la sosísima performance ejercitaban bellísimas danzas tribales en un estadio ocupado a esas horas, tres y pico de la tarde, por la mitad de los 91.000 espectadores.

[Visto en La Libreta de Van Gaal]


Más Mundial | Crónica del tercer día (Fran Castarlenas en Let's Dance to Goal) | Mundial 2010, las notas del día (2) (Sergio Cortina en Diarios de Fútbol) | 23º 26´17" (las claves de Sudáfrica 2010): días uno y dos (Agustín Devoti en El Balón Europeo)
Imagen | El País

3 Comentarios:

Victor dijo...

Ojito con Alemania. Aunque sabia que Ozil y Muller eran 2 jugadores más que interesantes, y muy distintos al prototipo de jugador aleman (sobre todo el primero), me sorprendio el juego tan combinativo que los germanos utilizaron para machacar poco a poco a los autralianos. Sin duda, habrá que esperar para ver si Alemania es capaz de jugar así y ganar a selecciones mas fuertes y con las líneas más juntas en defensa del torneo, pero es cierto que anoche me lleve una grata sorpresa con su juego: atractivo, elaborado y efectivo. Nos están intentando copiar el estilo!
Esperaremos al miercoles para ver al maestro saliendo a escena. Un saludo!

Raist_Master dijo...

De momento Alemania la única que se salva de un mundial que esta siendo infumable. Como a la mayoría me ha sorpendido Ozil. Espero que veamos mas minutos a Marin y Kroos, tengo ganas de ver si la nueva generacion de jugadores alemanes es tan buena como dicen.

Mohorte dijo...

@ Víctor: Ozil es medio turco, quizá ahí encontremos la explicación.

@ Raist_Master: Marko Marin es un jugadorazo que a mí particularmente me encanta. Kroos ha cuajado una excelente temporada en el Leverkusen. Alemania tiene un futuro bastante prometedor.