viernes, 11 de abril de 2008

Tirando a dar | Las cosas en su sitio


(Eduardo Lázaro es otro nuevo colaborador en Más que Fútbol. Como casi todos los que escribimos aquí, es un gran aficionado al fútbol pero a diferencia de los demás no destaca por caer en la tentación del forofismo de un solo equipo, así que podríamos describirle como la mente racional y objetiva de la redacción ligada a un corazón temperamental. Desde su sección "Tirando a dar" cada viernes hablará sobre todo aquello nocivo que rodea al fútbol. Dinero, directivas corruptas, salidas de tono, politización, etc.)

Eduardo Lázaro | ¿Qué es el fútbol? Me gustaría estrenarme con esta ingenua pregunta. Repito… ¿qué es para usted el fútbol? Cada cual tendrá su respuesta, como la hay para todo. Es muy fácil, a mi modo de ver, entender de fútbol. Y hablar, y escribir, y divagar sobre ello. No todo el mundo podría explicar claramente que es hacer dobles, o pasos, o un avant, o un strike por poner varios ejemplos. Pero probablemente un amplísimo espectro de la población te sabrá decir con mayor o menor rigurosidad qué es un fuera de juego. Y es que el fútbol se ha convertido en algo más que un deporte. El fútbol forma parte de nuestra vida, de nuestro entorno, nos rodea. Lo que sucede en el terreno de juego trasciende más allá de los muros del estadio. Muchos de los actores que cada jornada escriben la historia del fútbol y llenan hojas y hojas de prensa son considerados casi como divinidades, objetos de culto capaces de hacernos ver la vida de color de rosa al tiempo que nos pueden obsequiar con grandes decepciones.

Entonces, visto así, ¿qué es el fútbol más que sentimientos? Sí, lo tengo claro. El fútbol son sentimientos y pasión, amor y locura, fe incondicional. El catalizador de todo eso es el club que cada cuál lleva dentro, no cabe la menor duda; ese equipo al que todos profesamos nuestro apoyo incondicional, aunque nos dé más disgustos que alegrías, al que queremos como a un hijo. Como a ese hijo que suspende, que se porta mal, que no te va a dar más que disgustos… pero que en última instancia es nuestro hijo. Ahora bien, ¿quién juega con nuestros sentimientos?, ¿quién se lucra con nuestras alegrías y decepciones? El fútbol hace mucho que dejó de ser un deporte noble, para qué engañarnos. Muy pocos deportes lo son ya. Hoy en día lo que mueve a los de arriba es el dinero. Fútbol es sinónimo de negocio, nos guste o no. Es muy fácil sentarse los domingos en un palco, con traje y puro. Con un copazo de whisky en el descanso. Manejar los billetes y llenarse los bolsillos. Incluso es sencillo salir en una rueda de prensa arengando a la afición y porfiando por su apoyo. Y es que ellos lo saben, la masa social es el único bien que ni Hacienda ni los bancos por mucho que se tuerzan las cosas les pueden embargar.

El conflicto viene cuando ese mundo idílico de sueldos multimillonarios, vehículos de altísima gama, fiestas exclusivas, mujeres exuberantes y compromisos publicitarios choca con los resultados. Entonces la afición es cuando pide cuentas. Cuando no recibe lo que se le ha prometido. Cuando sus jugadores están con la cabeza más fuera que dentro del campo. Los resultados caen como losas sobre la esperanza de la gente. El público acude al campo para sufrir en vez de para disfrutar. Pero que no quede ninguna duda, el circo del fútbol vive de esto. Cuando las cosas van como la seda enseguida se acaba pronto de hablar, en parte, porque poco se puede decir. Los ríos de tinta corren cuando las cosas se tuercen, cuando el negocio es hacer leña del árbol caído. Cuando salen los listillos que meses antes de la debacle ya sabían lo que se avecinaba. Cuán fácil es hablar por hablar. Y así asistimos al espectáculo de periodistas del tres al cuarto que por gracia divina han logrado hacerse un hueco en el mundillo y saben más que nadie. Al espectáculo de los titulares morbosos de tal o cual periódico. Incluso a la invención de supuestas noticias cuando no hay nada que decir (que esa es otra). Así, llegamos una vez más a la pescadilla que se muerde la cola. El morbo nos llama, el morbo da ingresos. Lo morboso está en boca de todos, lo morboso alimenta la boca de muchos… El morbo interesa, la desgracia de unos es la ganancia de otros.

Y mientras, el ciudadano medio acude cada domingo a su estadio. Pensando que hoy sí, hoy se gana. Que las malas rachas pasan, que al final lo conseguiremos (¿lo?, ojalá fuera así). Y de este modo es como los equipos pierden campeonatos, incumplen objetivos y pierden categorías. Porque el fútbol ha perdido el norte en muchos sentidos, porque el fútbol se está jugando fuera de los estadios. Porque la cabeza de los que pisan el césped y la de los que ponen sus posaderas en el palco está en otras cosas mientras al aficionado se le rompe el alma viendo la apatía, inoperancia y pasotismo de los que defienden a sus colores. Porque la pasión no invierte en bolsa, porque con los sentimientos no se juega.

Así pues, díganme: ¿Qué es el fútbol?

Imagen | De archivo

Más que Fútbol ● 2008

12 Comentarios:

Eduardo Lázaro dijo...

Desde aquí, quiero agradecer la oportunidad que me ha brindado Andrés de poder entrar a este mundo de la blogosfera a través de su blog "Más que fútbol". Sin duda, un gran blog de fútbol. Que la calidad y el rigor sigan siendo las señas de identidad de este lugar.
Un saludo y gracias.

Eduardo Lázaro

Andrés Pérez dijo...

@Eduardo

De nada hombre, sabes que es un placer.

Y respecto al post, pues decir que tienes más razón que un santo. Desde Más que Fútbol siempre he pregonado y ahora vamos pregonando que el fútbol es más que eso, más que fútbol, trasciende als fronteras y llega a los corazones, no hay nada comparable en el mundo y ese aspecto extradeportivo lo hace maravilloso.

Sin embargo no todos los aspectos extradeportivos del fútbol son agradables y el ejemplo perfecto es el cuadro que nos has pintado. Demasiada corrupción, demasiado negocio, poco espíritu, pocos viejos valores, que aunque viejos, siguen siendo nobles. Nada de eso. Asistimos a gestas como las del Geta pero se enturbian con un titular morboso hablando de la quiebra económica del Madrid o de un supuesto fichaje del Milan por Ronaldinho al Barça o de una supuesta oferta de 125 millones de euros del Madrid por Cristiano Ronaldo. Todo morbo. Todo ventas.

¿Qué es el fútbol? No lo sé. Pero sí se qué no es y desde MQF siempre lo escribiremos así y lo veremos así.

Sublime Eduardo.

Un abrazo!

Corazon Futbolero dijo...

Hola.
Acabo de comenzar mi andadura en el mundo de los blogs. La verdad es que es un mundillo que vengo siguiendo desde muy cerca, y ya me he decidido.
Espero que aceptes el intercambio de links.
Un Abrazo.
http://corazonesfutboleros.blogspot.com

Chechu dijo...

Buen debut Eduardo. Suerte con tu aventura aquí.
¿Qué es el fútbol? El mayor y más bonito timo que nunca la humanidad ha tenido. Que unos tios chutando una pelotita nos atraiga y que los aficionados no ganemos nada aparte de disgustos y alguna que otra alegría es algo alucinante. Pero mia, que viva el fútbol para siempre.

littoXD dijo...

Buen blog, te invito a intercambiar links o banner si te interesa,..
Y con otro de mis sitios igual si te interesa.. http://aguantevez.blogspot.com/
Espero tu respuesta.. Gracias por tu tiempo, un abrazo

Pablo G. dijo...

SUSCRIBO POR COMPLETO ESTO:

"Y así asistimos al espectáculo de periodistas del tres al cuarto que por gracia divina han logrado hacerse un hueco en el mundillo y saben más que nadie. Al espectáculo de los titulares morbosos de tal o cual periódico. Incluso a la invención de supuestas noticias cuando no hay nada que decir"

SALUDOS

Alejandro dijo...

¿Que es el futbol?
El fútbol es un deporte que mueve miles de sentimientos. El fútbol es una forma de vida, algo sin lo que yo no podría vivir. El fútbol no es un negocio, como nos quieren hacer creer algunos, es algo muy grande, inexplicable., es la delicia que endulza nuestras vidas, un tesoro.

PD: Te interesaria un intercambio de links?

http://pasionsevillista.blogspot.com

Eduardo Lázaro dijo...

Por supuesto que el fútbol son sentimientos y algo sin lo que la mayoría de los mortales no podríamos vivir... está claro. Pero si que es verdad que también es negocio, nos guste o no. Lo neguemos o no. Ahora bien, pese a todo eso... sí que es impepinable que es algo maravilloso que endulza nuestras vidas.

Andrés Pérez dijo...

@ alejandro
@ Eduardo

El fútbol sí es negocio pero no lo debería ser. Me explico, se ha convertido en un negocio, en una fuente rápida de dinero y negar esto es negar una obviedad que cada día va a más. Pero el gran fallo del fútbol actual es precisamente ese, que camina hacia un negocio máximo en el que solo importará la publicidad y el dinero. Aunque, sinceramente, no creo que eso suceda jamás. Las aficiones y los sentimientos están muy pero que muy por encima de todo eso.

Paula Royo dijo...

Hola, Andrés. Soy Paula Royo. Lo primero darte la enhorabuena por tu fantástico blog, creo que haces un trabajo extraordinario y, lo segundo, el comentario de Eduardo es estupendo y recoge la filosofía de lo que es realmente el fútbol.
No hago una crítica a tu blog Andrés, simplemente invito a una reflexión a todos los lectores.
No me gusta el fútbol, es un deporte que ha perdido su "magia", ahora son unos cuantos "nenes" correteando detrás de un balón, pensando en cuanto van a cobrar este mes o en que coche de lujo podrán "lucir" a sus familias de ensueño.
Como practicante de un deporte minoritario como es la natación, me gustaría hacer ver a todas esas personas inmersas en el fútbol, que yo entreno más y mejor que el señorito Ronaldinho o el señorito Beckham pero yo no cobro cifras astronómicas.
No puedo evitar sulfurarme cuando en los telediarios, concretamente en el de Antena 3, concentran todas sus noticias deportivas en el Real Madrid o el Barcelona, pero... ¿Que pasa señores? ¿Acaso no saben que en Manchester se están disputando unos campeonatos mundiales en piscina corta de natación? ¿No es noticia deportiva que una joven catalana llamada Mireia Belmonte de 17 añitos haya ganado la medalla de plata en la prueba de 200 estilos, batiendo el récord mundial y estableciendo la segunda mejor marca de toda la historia? Al parecer no.
Pensar un poquito, aficionados del fútbol, si la natación o cualquier otro deporte, copara todos los campos deportivos, ¿No os haría sentir un poquito marginados e incluso indignados?
Sólo es una simple opinión que espero compartais conmigo.
Un saludo para Andrés, Eduardo, Juandi, Miguel y todos los lectores de este extraordinario blog.

Andrés Pérez dijo...

@ Paula Royo

Bueno, inevitable que soltarás algo así. Coincido plenamente contigo en que el fútbol en España es un deporte sumamente sobrevalorado por la prensa y especialmente por los telediarios deportivos, ojo, que Ser Deportivos habla de todo y en cualquier periódico encuentras información deportiva de cualquier índole.

Respecto a Mireia decir que me parece una genia y que nos dará varias medallas este verano, y sino, al tiempo. Pero evidentemente la natación no es un deporte mayoritario y por tanto no ocupa el espacio que sí ocupa el fútbol. Pero está profundamente sobrevalorado. Se habla demasiado y demasiado sobre lo mismo. Es más importante que Ronaldinho tenga sed, que un jugador del Almería se haya roto para seis meses. Y es lamentable por parte de todo tipo de prensa.

Uno de los motivos principales que me animó a crear Más que Fútbol fue precisamente ese, otra manera de ver el fútbol, no tan exagerada a nivel minimalista como muchos medios llevan a cabo. Darle la importancia real que tiene, que es mucha, pero no tanta como le dan otros medios, y como ejemplo sigo poniendo la sed de Ronaldinho. En este blog aspiramos a otro tipo de periodismo, más literario, de calidad y sin caer en el morbo y en lo que vende, sin exagerar.

Te entiendo perfectamente porque soy fanático del Rugby y está todavía más marginado que la natación. En fin, cuando lleguemos nosotros, que llegaremos, nos tocará cambiar las cosas respecto a nuestras ideas.

David Nazareno dijo...

Gracias por linkearnos, yo ya los linkee igual. Pasare seguido por aca, un abrazo..!