lunes, 3 de noviembre de 2008

Conclusiones prematuras (Jornada 9)

Andrés Pérez | Cada día, y he de reconocer que para mi sorpresa, el Barcelona se reafirma más en su candidatura como firme candidato -valga la redundancia- al título liguero. Para mi sorpresa entre otros motivos porque no confiaba en Guardiola, ni por supuesto en la inercia pasiva en la que el Barça se había sumido durante dos años. De hecho lo sorprendente de todo este asunto para mí no es que el Barcelona, de nuevo, vuelva a ser un candidato firme a la Liga, sino el modo en que se presenta. Maravilla de nuevo, como hizo antaño con Riijkard. Da miedo, gana merecidamente y su estilo intenta ser copiado entre los demás al tiempo que destapa elogios entre la prensa más especializada, sea del color que sea. Es decir, ha pasado de la más pura desidia en junio a volver a ser el equipo más temido de Europa en octubre. Maravilloso, no puedo negarlo a pesar de las críticas en algún que otro partido europeo, me rindo ante la evidencia, si el Barcelona mantiene el nivel debe llevarse la Liga por pura justicia futbolística. El sábado 1-4 al Málaga en un campo más digno de un partido de waterpolo que de fútbol, destilando genialidad, para qué variar.

Hoy por hoy es sin duda el equipo que mejor juega de España y parte de Europa, alejado considerablemente del resto. Resto que poco a poco va aflojando, empezando por el Madrid. Una racha un tanto nefasta la de los blancos, que en cuatro partidos han sacado 4 puntos, si nos atenemos a la puntuación habitual de la Liga -recordemos que uno de ellos fue el partido de Copa frente al Irún, perdido-. Ayer frente al Almería el equipo volvió a jugar a nada. Sin rumbo, sin ideas, sin fondo físico incluso, el Madrid se queda sin el liderato, o mejor dicho, el coliderato que hubiera ostentado junto al Barça en caso de vencer. No es mucho, tan sólo dos puntos. Pero la distancia moral es abismal. Mientras el equipo baulgrana despierta el interés de todos por su fútbol casi perfecto, el Madrid lo hace por motivos diametralmente opuestos. Un fútbol pobre, basado en un centro del campo despoblado y en la genialidad de uno de sus muchos fichajes millonarios. Ayer, frente al Almería, le salvó el habitual oportunismo de Raúl -por el cual muchos habrán vuelto a reclamar un puesto suyo en la selección y su confirmación como titular indiscutible durante el resto del siglo, a pesar de sus paupéttimos últimos partidos-. 1-1 en casa del Almería y gracias.

El Valencia por su parte, el equipo que era líder hasta hace unos escasos cinco días, no consiguió mantener su vitola de máximo candidato para llevarse el campeonato. Sucumbió bajo la lluvia ante un Racing mucho más adecuado a ese tipo de situaciones, aquellas en las que el agua hace acto de presencia y condiciona la labor de cualquier ser humano. Es entonces cuando los más preparados consiguen sobreponerse a quienes no saben más que ahogarse, es entonces cuando el Racing, de nuevo, y para no romper una racha que dura cuatro años, se sobrepone al Valencia, un equipo teóricamente superior. En la práctica no lo fue durante los 90 minutos. De hecho mostró su impotencia cuando fue incapaz de ponerse por delante con 2-2 y los santanderinos destinados a defenderse. Fue entonces cuando Tchité decidió convertirse en el protagonista del partido y firmar su hat-trick. Fue entonces cuando la lluvia hundió al Valencia, que perdió 2-4 y el ya nombrado liderato.

Ni Madrid ni Valencia debieran preocuparse. El liderato en la novena jornada de Liga es algo circustancial, que no determina en absoluto el final de una temporada. Ejemplos los hay a raudales, desde el más lejano hasta el más reciente, como pueda ser el propio Atlético que comenzó arrasando para hundirse posteriormente. Y ahora, renacer, a costa de un titubeante Mallorca. Insisto en que el Barcelona hoy por hoy no tiene quien le haga sombra, ya que el Villarreal, el mismo que vapuleó a un Athletic -que es más de lo que dicen sus resultados- por 1-4, tiene enormes carencias defensivas e históricas. Más importantes si caben las segundas que las primeras. Deseo fervientemente que los amarillos mantengan sus posibilidades reales de vencer en el campeonato hasta el final, pero dudo de que tal peso lo pueda soportar un equipo de tan poca historia, frente a gigantes de la talla de Madrid, Valencia o Barcelona. Sospecho que a pesar del nivel del Barça serán estos cuatro más el Sevilla quienes mantengan la Liga, más interesante de largo que el año pasado, hasta el final en un puño. Sospecho y deseo, por el bien del fútbol y del prestigio de nuestro campeonato. Es pronto, no descorchen el champán ni disparen las alarmas.

Resultados |

Sporting de Gijón 3 - 1 Numancia
Espanyol 1 - 0 Osasuna
Valladolid 3 - 2 Sevilla
Recreativo 1 - 1 Getafe
Almería 1 - 1 Real Madrid
Betis 0 - 3 Deportivo
Atlético 2 - 0 Mallorca
Athletic 1 - 4 Villarreal
Málaga 1 - 4 Barcelona
Valencia 2 - 4 Racing de Santander

Clasificación | (pincha aquí)

Agüero, de vaselina al portero del Mallorca. Suave, despacio, bonito |



Vía | As, Marca, You Tube, Más que Fútbol
Imagen | Marca

Más que Fútbol ● 2008

3 Comentarios:

Pablo Orleans dijo...

Este Barça nos está mal-acostumbrando a todos los culés. Marcar en los primeros cinco o diez minutos, jugar un fútbol total bellísimo, donde la máxima es el toque de balón y la rápidez de triangulaciones, luchar y presionar cada balón como si fuese el último y -además- golear tanto en los partidos en el Camp Nou, como en los partidos a domicilio, hace que culés y aficionados al buen fútbol disfrutemos cada domingo (y martes o miércoles) con este grupo de ensueño.
Aún es muy PRONTO, pero como el Barça siga a este ritmo, y los demás (me refiero a Valencia, Villarreal, Madrid y quizás Sevilla y Atlético) no empiecen a mejorar, podemos pasar a decir que la liga se ha acabado PRONTO.
Ya se verá.

Saludos Andrés.

DRJ dijo...

Yo no quiero sacar conclusiones hasta que no vea al Barcelona contra rivales de entidad, tanto en Liga como en Champions. Con respecto al Madrid si que voy teniendo en claro que éste año tiene muy mala pinta.

Un saludo de cibermadridista.blogspot.com

Nicolás dijo...

Es apresurado, es verdad, pero el Barcelona viene jugando realmente muy bien, aunque tambien me gustaria verlo contra rivales de mayor jerarquia. El madrid anda sin rumbo.
Un saludo.

PD: Por cierto Andres, te llego mi e-mail, nunca lo contestaste.