lunes, 6 de octubre de 2008

Estrellas y estrellados (Jornada 6)

Andrés Pérez | Unos que se estrellan y otros que son estrellas. Toda la información relacionada con la sexta jornada de Liga la acaparaba el inminente duelo entre los dos mejores jugadores del momento de la Liga, de largo, Agüero y Messi. ¿Messi o Agüero? ¿Quién es mejor? Partamos de la base de que son incomparables y por tanto se hace complicado elegir. Cada vez que veo a Agüero acude a mi mente el mejor Romario de siempre, con el culo echado hacia atrás y con una definición letal, de las que causan auténticas crisis depresivas en los porteros. Messi se acerca más a Maradona, aunque sea el típico tópico cada vez que hablamos de un argentino que emerge en la primera fila internacional. Ya lo comentamos. Messi es verticalidad y desborde, imaginación y talento a partes iguales. Es lo más parecido que hay a Maradona actualmente y probablemente que lo habrá jamás. Porque Maradona sólo hay uno. Y Messi otro. Con sus más y sus menos Messi vive otro fútbol, más rápido, más físico, y sobre todo, se ha creado en Europa, no en sudamérica. Y eso, a la larga, será clave. Como lo fue contra el Atlético el sábado. Volvió loca a la defensa colchonera y propició un 6-1 memorable.

Memorable para todos. Incluso para los atléticos, que recordarán cómo un equipo se vuelve a hacer grande. A base de golpes se aprende y este no es más que el más grande que recibirán en toda la temporada. Si quieren codearse con los mejores te arriesgas a esto, a crear expectativas que jamás podrás cumplir. Aunque quizá sea un análisis rápido si no tenemos en cuenta la historia de los Barcelona - Atlético de Madrid, siempre llenos de goles y jugadas para el recuerdo. Sin embargo, esta vez, los goles sólo cayeron de un lado. Del lado de Guardiola y su equipo, herencia directa de Riijkard quiera o no. Xavi e Iniesta maravillaron y demostraron porqué son dos de los mejores jugadores del momento. Crearon a su antojo mientras Busquest se acomodaba en la posición de cinco. La defensa del Barça por fin no fue un coladero y Messi, acompañado de un renacido Eto'o, decantó la balanza a su favor frente a un Agüero superado por las expectativas. Como su equipo. No hay más que añadir a tal demostración de talento y gol, a excepción del panorama del Atlético. Este año, el equipo rojiblanco sufrirá en la parte alta. Tendrá que acostumbrarse a decepcionarse cuando pierda contra el Barça y a subirse al carro de la euforia cuando quizá, gane a un grande.

Por la parte alta de la Liga los líderes ganaron. El Villarreal, demostrando que cada noche que juega es más grande, ganó como hacen los equipos de la zona noble de la tabla. Sin merecerlo. El nuevo colista Betis jugó mejor pero nunca fue capaz de materializar tal juego en goles y no hace falta recordar los mil y un ejemplos de que, en ese caso, siempre se pierde. Al Villarreal le bastaron diez minutos para seguir líder. Por su parte el Valencia volvió a ganar como ganaba con Cúper, como ganaba con Quique y como seguirá ganando con Emery. Mestalla pide juego pero ningún entrenador ni equipo es capaz de asombrar con un estilo preciosista y de toque. Quizá porque el Valencia en estos diez últimos años se ha acostumbrado a parecer más italiano que español. No es malo, es cuestión de asumirlo. El Valencia no jugará bien este año. Pero ganará. Y mucho. Tan sólo hay que ver como venció en Valladolid. Todos atrás y a buscar fortuna arriba. Fernandes desde fuera del área la encontró.

Y el domingo por la noche, Real Madrid. Se enfrentaba al Espanyol en el Bernabeú y todo hacía presagiar un partido fácil y victoria para los de Schuster. Conviene no menospreciar al rival y el Madrid, además de dormirse, tiende a hacerlo. Sin juego, sin ideas, aferrados a la pegada de Van Nistelrooy o Raúl (el mejor ante el Espanyol) el equipo entristeció. Causa la misma sensación que pueda causar un robot dando vueltas alrededor de una pista de atletismo. Es decir, indiferencia absoluta. Se adelantó, para colmo de males, un mejor Espanyol tras un penalty absurdo de Heinze, que de nuevo y a pesar de lo que diga la prensa, demostró sus carencias. Va siempre al suelo. Y eso en un defensa de su supuesta talla es un error constante a corregir. Empató el siempre inefable Raúl y a partir de ahí el Espanyol se vino arriba y mereció más de un gol, el conseguido por Luís García. De nuevo Raúl y una segunda parte para olvidar. El Madrid consiguió el empate pero se dejó en evidencia tras la exhibición de fútbol del Barça el día anterior. Posiblemente el equipo blanco sea todavía el máximo favorito a ganar la Liga, pero a nadie le gusta.

Resultados |

Deportivo 1 - 0 Numancia
Osasuna 0 - 1 Racing
Mallorca 0 - 2 Sporting
Sevilla 4 - 0 Athletic
Getafe 2 - 2 Almería
Recreativo 0 - 4 Málaga
Valladolid 0 - 1 Valencia
Real Madrid 2 - 2 Espanyol
Villarreal 2 - 1 Betis
Barcelona 6 - 1 Atlético de Madrid

Clasificación | (pincha aquí)

Los seis del Barça al Atlético |



Vía | As, Más que Fútbol
Imagen | Marca

Más que Fútbol ● 2008

1 Comentarios:

Orleans dijo...

Hola Andrés.
No sé qué coño le está pasando a tu blog, pero has dado un notable bajón en los últimos meses ¿¿eh??

Bueno, a mí me da igual, comento igualmente.

Para mí, como ya sabes, el gran favorito de la LFP (ahora BBVA...) es el F.C. Barcelona, aunque temo mucho a ese Madrid que, sin jugar nada bien... es más... sufriendo mucho, gana.

Que sí, que el Villarreal juega muy bien, que el Valencia está muy fuerte, que el Atlético está en su mejor año... bien se vale... (6-1??)jejeje!! es broma...
Pero yo veo como favorito al barça, primero porque soy del Barça, y siempre lo quiero ver arriba, y segundo, porque creo que tiene la mejor plantilla (once + suplentes) de la liga.
Además la apuesta de Guardiola por la cantera me gusta, y creo que le va a funcionar bastante bien.

Y bueno, de la "Liga Adelante"... Ya sabes con quien voy ¿verdad?

Mucho Huesca...

Un saludo.