lunes, 27 de octubre de 2008

El cuento más viejo del mundo (Jornada 8)

Andrés Pérez | No soporto el victimismo arbitral. Me aburre y destiñe los partidos, así como el análisis de la jornada. Suele ser ventajista porque nos acordamos cuando nos perjudica pero no cuando nos favorece y por supuesto está infundado. Las teorías conspiratorias en contra de un equipo o de otro no existen, simplemente el nivel arbitral de la Liga Española es paupérrimo. Las teorías judeomasónicas en contra del Real Madrid, a día de hoy, son absolutamente inciertas. Por no hablar del discurso victimista de Schuster o Mijatovic, que siempre están más guapos callados. Es triste comenzar un post hablando de esto pero más triste aún es comprobar que es el tema principal en los periódicos de información deportiva a nivel nacional. Ayer el Madrid ganó 3-2 al Athletic de Bilbao en un partido precioso y con ritmo, con goles y con errores arbitrales garrafales que a la postre no supusieron nada, ya que ganó el que más atacó y el que más lo mereció, el Madrid.

Al Madrid le bastaron dos zarpazos para intimidar al Bilbao. Y dicho sea de paso, para ponerse con dos goles de ventaja en el marcador. Los de Schuster comenzaron bastante bien ante un rival de categoría menor a la Juventus, sin ir más lejos, triangulando normalmente hacia adelante y buscando la portería en última instancia constantemente. El estilo del Madrid, el mismo que consigue amedrentar a rivales pequeños pero que naufraga ante conjuntos de mayor solidez. El mismo que se pone con dos goles por encima en el marcador para relajarse a la postre y conceder dos goles al mismo rival. Fue lo que sucedió. Un Bilbao medianamente ordenado llegaba con cierta fluidez al área de Casillas, hasta que Exteberria consiguió perforar la red blanca. Pasaron pocos minutos hasta que se destapó la caja de pandora, la acción definitiva para que el pobre Real Madrid históricamente castigado por el arbitraje reclame algo más de justicia en este mundo cruel hacia su persona. La jugada del penalty de Heinze a Llorente -del que habría que hablar más a menudo como un delantero diferente para la selección, añado-. Para mí es una jugada más dentro de las mil y una que se presentan en el área en cada balón parado. De hecho los dos agarrones de Pepe al riojano previos al manotazo de Heinze fueron mucho más flagrantes y merecedores de pena máxima que la acción de Heinze.

Dio igual, porque Álvarez Izquierdo pitó. No tiendo a hablar sobre los árbitros en Más que Fútbol, y de hecho no hay ninguna etiqueta que se le parezca, pero lo que ayer sucedió, tanto en el campo como posteriormente en los pasillos del Bernabeú no tiene nombre. Primero por Álvarez Izquierdo, quien arbitró de manera lamentable en reflejo de cómo está el arbitraje español en la actualidad. Vaya por delante que los árbitros son mediocres, Mijatovic, pero para todos. El problema en cuestión radica en el escaso nivel que presentan los árbitros españoles probablemente más preocupados de su otro trabajo que de su segunda profesión. No está de más recordar que no son profesionales. A partir de ahí se equivocan en mayor o menos proporción para todos por igual. Miento, para todos por igual no, normalmente el Madrid y el Barcelona siempre salen mucho más beneficiados que el Numancia o el Osasuna sin ir más lejos. Tiene gracia que proteste el Madrid de los árbitros y no lo haga con tanta vehemencia el Osasuna tras los contínuos ultrajes de mitad de temporada pasada hasta hoy. Tiene mucha gracia que no sea Izco quien clame contra una conspiración anti-osasunista.

Como decía el partido sufrió un punto de inflexión tras el penalty pitado de Heinze a Llorente. Iraola empató y el partido se volvió loco. Primero el propio Iraola abofeteó sin mayores consecuencias a Marcelo, más tarde Robben se encaró con el propio Iraola y finalmente Marcelo casi mata a Exteberria en una de las entradas más escalofriantes de la temporada. Mereció ser expulsado pero inexplicablemente Álvarez Izquierdo no lo hizo. Amarilla y final del primer tiempo, no sin antes Caparrós enemistarse con el siempre lenguaraz, políticamente incorrecto y desagradable Schuster. Tras la reanudación, el Madrid, ajeno a toda la polémica suscitada en los banquillos y maquinada en la mente de Mijatovic decidió lanzarse a por el partido. Y lo consiguió con otro gol de Higuaín tras un robo de Gago y un pase del mismo. Si algo tiene el Madrid es que te mata cuando roba el balón en tu campo. Posteriormente un penalty no pitado a Llorente, una expulsión justa a Amorebieta y anteriormente un gol anulado a Higuaín e posición legal. Álvarez Izquierdo firmó un arbitraje lamentable, pero no veo que se equivocara más a favor de uno que de otro.

Todo esto -habrá tiempo de comentarlo largo y tendido durante la semana- sucedió en el último partido de la jornada. El sábado el Osasuna se hundió un poquito más moralmente tras perder ante un ordenado Betis que terminará mucho más arriba de lo que está a día de hoy y el Barcelona se dio otro festín de goles a costa de un paupérrimo Almería, que nada pudo hacer. Hoy por hoy el Barcelona practica el mejor juego del campeonato y uno de los mejores de Europa. Por eficacia y por espectacularidad. Una maravilla. La primera parte fue digna de enmarcar ya que el equipo de Guardiola consiguió marcar cinco goles, pero por poner algun pero, convendría plantearse porqué en los segundos tiempos se adormece el equipo cuando puede conseguir resultados históricos. Ante el Almería quizá no, pero ante un equipo de entidad mayor puede haber remeontada. En todo caso el partido del Barça fue perfecto y ya está a un punto del Valencia.

Valencia que empató y que me sigue produciendo la misma emoción que una carrera de caracoles. Villa y nada más. El Recre por su parte consiguió un más que meritorio punto. El partido de la jornada se jugó en El Madrigal, donde el Villarreal y el Atlético empataron a cuatro. Por partes. Para el Villarreal supone una derrota moral y la prueba palpable de que ataca muy bien y defiende muy mal. Está bien meter muchos goles, pero para conseguir títulos conviene no recibirlos. Por su parte el Atlético salió enormemente reforzado en su moral. Durante el partido Aguirre fue destituido y renovado unas cinco veces. Se adelantó el Atlético con dos tantos, marcó cuatro el Villarreal en la reanudación y volvió a marcar dos seguidos el equipo colchonero al término del partido. Increíble. Fútbol en estado puro. El Sevilla por su parte pinchó ante un sorprendente Málaga y se aleja de la cabeza. La jornada de ayer dio para muchos comentarios y entristece comprobar como la teoría conspiratoria de Mijatovic y demás cabezas visibles madridistas ensucia un fin de semana precioso. Insisto, no soporto el victimismo arbitral. Venga de quien venga.

Resultados |

Osasuna 0 - 2 Betis
Barcelona 5 - 0 Almería
Recreativo 1 - 1 Valencia
Getafe 1 - 0 Valladolid
Sevilla 0 - 1 Málaga
Mallorca 3 - 0 Espanyol

Deportivo 0 - 3 Sporting de Gijón

Numancia 2 - 1 Racing de Santander

Villarreal 4 - 4 Atlético de Madrid

Real Madrid 3 - 2 Athletic de Bilbao


Clasificación | (pincha aquí)

La locura de El Madrigal |



Vía | As, Marca
Imagen | El País, As, Marca

Más que Fútbol ● 2008

3 Comentarios:

Pol Gustems dijo...

Totalmente de acuerdo. Los equipos grandes no deberían quejarse de los arbitrajes y me parece mal que se haga campaña para que te piten "bien". Además, puede resultar contraproducente y hacer que los árbitros miren más con lupa jugadas como el penalti de Pepe que nos e pitó o la expulsión de Marcelo. Bueno, aún así se ha de reconocer que el árbitro estuvo bastante mal, con un par de errors graves (para cada equipo).

Saludos!

Miki dijo...

Yo también estoy totalmente de acuerdo con lo que has dicho. Como dijo Guardiola, el Madrid y el Barça son los menos indicados para hablar de los arbitrajes. Lo que pasa, es que acostumbrados a que no les pase nada, en cuanto les ocurren un par de cosas ya hay una conspiración en contra suya. Pero bueno, son cosas que ocurren y que siempre ocurriran, por desgracia.

Por cierto, nuevo blog y esta semana colaboración!

No Sólo Fútbol
http://solofutbolno.blogspot.com/

Pablo dijo...

Hola Andrés...
Estoy cada día más asqueado del Madrid.
Están intentando darle la vuelta a la tortilla, quejándose por dos partidos donde no les han favorecido (porque contra el Athletic, perjudicó a ambos, como bien ha dicho pol).
Como no hacen buen juego y sufren demasiado últimamente para ganar o incluso empatar, echan la culpa a unos árbitros que, aunque no tienen disculpa porque son muy malos, creo lo hacen lo mejor que pueden y que se equivocan con todos, grandes y pequeños.

Ahora, como no les han beneficiado dos partidos seguidos tienen que llorar.
El señor del pelo engominado ha hablado más de la cuenta.

Un saludo amigo.

Pdt.: Tengo nuevo blog de fútbol, ya te he enlazado.

http://casitodofutbol.blogspot.com

Espero que te guste.