domingo, 17 de mayo de 2009

Tirando a dar | Sentimiento

Eduardo Lázaro |  Cuentan por ahí que un jugador llamado Ander Herrera y futbolista del Real Zaragoza, al día siguiente del encuentro que daba por concluída la Copa del Rey 2008/2009 , compareció ante los medios de comunicación alicaído por la derrota del Athletic de Bilbao. Convendría comentar que Ander no sólo es nacido en Bilbao, si no que buena parte de su familia reside allí. Por tanto, por sus venas corre sangre "leona", que duda cabe. El pequeño de los Herrera, hace escasos meses, quizas pudo tener pie y medio en la plantilla del club vasco; y no sólo eso, además, muchos de sus allegados lo habrían vivido con ilusión. En esas estamos que, en la comparecencia antes mencionada, un atrevido periodista quizá embriagado por la final de la noche anterior le espetó: "Tendrías que haberte marchado..."

Ante tal declaración, 'Herrerica' salió de su estado decaído, alzó la cabeza bien alto y fijó su mirada en los ojos de aquél periodista. Frunció el ceño y, en clave acorde a su edad, declaró riguroso: "Ni de coña. Yo soy zaragocista y nunca he tenido duda de que quería quedarme aquí". Suficiente. Y suficiente es porque, para el objetivo que el club persigue ahora, se necesitan jugadores así. Jugadores que sientan al Real Zaragoza, gente dispuesta a partirse la carita por unos colores, profesionales que agradezcan el reconocimiento a la grada y que, a su vez, disfruten con ella en el éxito y sufran más que nadie en la derrota.

Convendría recordarle a ese periodista, que por mucha final copera que disputara el club bilbaíno, el Real Zaragoza ha ganado en los últimos 25 años —los que llevaba Bilbao sin comparecer ante una final— unos cuantos títulos más. Y habría que recordarle también, que ese victimismo y esa desilusión sobran en la carrera 'con el pedal a fondo' que es este año la parte alta clasificatoria de la Liga Adelante —para que no se enfade el BBVA, hablando de vizcaínos—. El Real Zaragoza y sus colectivos simpatizantes han de mantener la ilusión y la motivación en estos momentos intacta, porque sin ella y sin ellos, un equipo no es nada. Y un equipo sin identidad no es nadie. Por tanto, es de agradecer por parte de la afición, el gesto de un chaval que ha mamado Zaragoza desde su más tierna infancia. Aplaudir sus valores y tomar como referente de futuros proyectos a aquellos que su raíz este en la tierra, en esta tierra.

Que Aragón y Zaragoza no pueden permitirse el lujo de desaparecer de la primera división, y que al final de todo, queda el nombre del club. Y el club se engrandece, en este caso, con la savia de Aragón. Gracias Ander por tu fidelidad e ilusión. Ojalá algún día, en esas noches de gloria de las que tanto estamos necesitados, tus brazos alcen al cielo estrellado algún tesoro preciado.


PD: ¿Cuando empezarán a contactar con Lafita?

Vía Más que Fútbol
Imagen Google Images, As

Más que Fútbol ● 2009

5 Comentarios:

Pablo Orleans dijo...

Buena respuesta de Herrera.
Otro caso parecido es el de Iniesta que, a pesar de que toda su familia es del Madrid y a su padre le gustaría que jugase en el Bernabéu vestido de blanco, él defiende a capa y espada los colores azulgrana y es, en estos momentos, uno de los estandartes del club culé.
Gente que, a pesar del entorno y de los medios, saben muy bien lo que quieren y lo que hacen.

Saludos Lázaro!

Anónimo dijo...

Anda, Ander, que eres de Bilbao y ya sabemos muy bien lo que sentimos todos los Bizkainos con nuestro club.
El verano jugaras la supercopa contra el BaÇa, y la próxima temporada la UEFA. Quien va a comparar el jugar en un club único en el mundo, con jugar para mantener la categoría siendo suplente de un Argentino o cualquier otro jugador que se traigan de un confín del mundo, ademas aqui cobraras bastante mas de 1300 Athletic beti zurekin.

Eduardo Lázaro dijo...

Convendría recordarle al amigo "Anónimo" unas cuantas cosas.
Entre ellas, uno por uno, los títulos que ha ido cosechando el Real Zaragoza en estos 25 años que el Athletic de Bilbao ha tardado en pisar una final de Copa del Rey.
También habría que analizar los pasos por competición europea de ambos dos clubes.

No obstante, por agravio comparativo, me voy a reservar estos análisis. Se los dejo, de nuevo, al amigo "Anónimo".

Respecto a lo de jugar la UEFA... me veo en la obligación de recordar que si el FC Barcelona no hubiese sido finalista de esta edicion copera, Bilbao no habría estado al año que viene en competición europea (salvo en el caso de que hubiese salido campeón).

Prosigo. Respecto a lo de luchar por no descender; ¿cuál es el objetivo desde hace años del equipo bilbaíno?. Pensando con sensatez, no puede ni tiene medios para aspirar a más (salvo la tranquilidad de mitad de tabla). El Real Zaragoza, hace escasos dos años, estaba jugando UEFA por méritos propios; clasificado al término del campeonato de Liga en sexto lugar.

¿Jugar en un club único en el mundo?. Vale, acepto considerar al Bilbao un club único en el mundo por el hecho de utilizar jugadores de la tierra o de ascendencia de las Vascongadas. Algo que admiro; lo acepto. Ojalá todos los equipos tuvieran el lujo de completar su plantilla con jugadores de su región.

Qué peculiar es el fútbol y cuántos puntos de vista posibles genera respecto a un asunto. Pero yo ahora mismo sólo veo uno. Y ese uno es que Ander Herrera ha elegido crecer como futbolista en la misma ciudad donde ha crecido como persona, donde se ha criado y educado, y donde quiere compartir sus éxitos con aquellos que le han arropado desde el inicio.

Y llamado como está este chico al éxito, si algún dia sale de esta heróica ciudad será para jugar, al menos, en un grande de nuestra liga. Por ahora, no veo que esté llamado a menos.

Disfruten allá por el norte de este rebote histórico que les permitirá jugar UEFA y una final de Supercopa de España entre el mejor equipo español del momento (y del mundo, con permiso de Cristiano, Ferguson y cía) y un equipo español histórico (y sí, vuelvo a aceptarlo, único en su concepción y filosofía), pero hoy en día, de mitad del pelotón.

Saludos.

Andrés Pérez dijo...

@ Anónimo

No todos los bizkainos son del mismo club, pienso. Y, en fin, tan único me parece el Bilbao como el Zaragoza. No hay dos iguales. No por jugar plenamente con jugadores nacionales se es más o menos. Simplemente se es de otra manera. Y eso, que lo demás ya lo ha explicado muy bien Eduardo.

Anónimo dijo...

El equipo de mi pueblo también juega con gente de la tierra. No te jode con los vascos...