domingo, 23 de abril de 2006

Fútbol en un lugar que no existe

Transnistria es oficialmente un lugar que no existe. En teoría pertenece a Moldavia pero en 1992 tras la desintegración de la URSS, Transnistria y sus habitantes se sentían ligados a la URSS y a Rusia. Moldavia decidió comenzar los trámites para la unificación con Rumanía. Transnistria no quiso y se declaró independiente en 1990. Tras la guerra murieron 1200 personas. En esta guerra participó la XIV unidad del ejército Ruso, como fuerza de paz, pero realmente era visto como un apoyo de Rusia a Transnistria y así lo era. Una vez acabada la guerra tras la amenaza del coronel Alexander Lebed de acabar con ambos bandos si no dejaban de matarse, Moldavia no se unió a Rumanía y Transnistria se independizó políticamente de Moldavia. Hoy en día las autoridades moldavas no tienen poder sobre Transnistria, pero las fábricas allí instaladas durante la URSS pertenecen a Moldavia y en el panorama internacional Transnistria no existe, pero tiene bandera, himno, escudos, moneda y elecciones propias, ni dentro de Moldavia ni fuera de ella.
No existe. Moldavia siguió su curso, Transnistria a duras penas el suyo. Transnistria es el lugar más pobre de Europa, a pesar de tener sus recursos no los puede usar. Allí las elecciones fueron manipuladas y una empresa perteneciente al dudoso presidente del Gobierno, lo controla todo, telefonía, gas, luz, tiendas, supermercados y... el equipo de fútbol más importante de la ciudad, y del país.

El Sheriff Tiraspol (Tiraspol es la capital de Transnistria) ganó antes de ayer la Liga moldava. Sí, la moldava, a pesar de ser Transnistrio, los equipos de Tiraspol juegan en la débil liga moldava. Su equipación parece sacada de hace 10 años, es una Adidas semejante a la que utilizó Francia en el Mundial de 1998. Su página web es anticuada, tán solo el remodelado estadio es moderno y vaya usted a saber con qué fondos lo han conseguido, quizás de el Gobierno corrupto que maneja Transnistria y el Sheriff.
El Sheriff, lleva ganando con autoridad la Liga moldava durante seis años, frente a dos equipos más de Tiraspol y algunos más de Moldavia.
Con un "lujoso" estadio, el Sheriff Tirspol se adjudicó la pasada liga con 60 puntos, 18 más que su inmediato perseguidor el Zimbru.

Mientras en Transnistria reclaman independencia, o por lo menos existencia, su equipo de fútbol más importante arrasa an el país con el que en 1992 tuvo una guerra. La contradicción se nota en Transnistria que ve una solución al conflicto en la expansión de la UE.
La UE va a incorporar en 2007 a Moldavia y Ucrania al área de influencia, y tiene que solucionar el problema de Transnistria para extenderse, porque no puede mantener una zona con un agujero negro.
Hay varias soluciones, una es la unificación con Rusia (no son fronterizos), país independiente o unirse a Moldavia, con lo que vivirían mejor y arreglarían sus problemas.

Cuando así está el panorama en Moldavia, el Sheriff sigue su triunfal marcha y alcanza hasta las previas de la Champions. Sí, porque Moldavia tiene derecho a un plaza en la previa primera de la Champions, Moldavia y no Transnistria.
En la última perdieron 0-1 ante el Partizán de Belgrado, representando a Moldavia.
Transnistria tampoco tiene selección, ni Federación de Fútbol, todo el fútbol depende de Moldavia, selecciones, competiciones, educación etc... Moldavia nunca ha ganado nada, ni ha participado en ningún evento importante, y tampoco parece que en tiempo consigan algo con un panorama futbolístico tan desorganizado y poco competente de la Federación, que encuentra obstáculos permanentes en Transnistria para potenciar el deporte rey.
Italia jugará un último amistoso antes del Mundial contra la muy, muy, débil selección Moldava, que se quedó última en su grupo de clasificación, el de Suecia y Croacia. El partido se iba a jugar en Tiraspol, capital de Transnistria, pero las autoridades Moldavas decidieron jugarlo en Chisinau capital Moldava por las condiciones de seguridad que se daban en Tiraspol, en el no país más pobre de Europa ni siquiera pueden disfrutar de algo que une a todos y es símbolo de olvidos momentáneos de problemas políticos y nacionales, que es el fútbol, en este caso el fútbol de una de las mejores selecciones del Mundo, Italia.

A pesar de todo, siempre soñarán con que el Sheriff Tiraspol represente en la Champions a Transnistria y no a Moldavia, y el fútbol siempre será algo con lo que alegrarse y no recordar la lamentable situación de un lugar que oficialmente no existe, es un agujero Negro.

1 Comentarios:

rixi sanz dijo...

wola, este tema la verdad es k es weno k lo hayas sakao xk es algo k en mi opnion la mala situacion k sufre Transnistria es x el exo de k la mayor parte de la gente no lo sabe y x supuesto de lo k yo llamaria una "tirania o dictadura legal". Sinceramente esto no deberia permitirse xa k si keren ser un pais independiente y recursos les sobran no entiendo xk no lo son, en fin k kosas ahi x el mundo...