miércoles, 26 de abril de 2006

Después de tanto, la final (Barça 0 - 0 Milan)


Barça y Milan son dos equipos que se gustan. Tradicionalmente han prácticado un fútbol estilista de toque y ataque con muchos jugadores de calidad. Se sienten identificados el uno con el otro, las aficiones se llevan bien, a Ronaldinho lo aplauden en San Siro, y juegan partidos de retirada en honor de Albertini. Es tal el gusto que se tienen que deberían fundar un club juntos, porque así sería la única manera de ver un partido con ambos bonito. Porque el gusto lleva al respeto, y eso está muy bien con la novia o novio de turno, pero no con el rival y menos en el fútbol. Así nos han dado la eliminatoria que nos han dado, que para que engañarnos, dos equipos históricos de buen fútbol pero pocos goles y menos espectaculo. Mucha especulación y mucho temple, de eso que no falte.

Cuando supimos que el Barça se enfrentaba al Milan, todos pensamos: Espectáculo asegurado. No caímos en la cuenta de que cuando dos equipos casi idénticos en juego que tanto se temen (fase siguiente al respeto, en el fútbol también) no suelen dejar partidos espectaculares con fintas regates y tiros imposibles. Ya se vió el año pasado en la primera fase y en estas semifinales se ha vuelto a ver. Partidos de cuartos de hora, esto es, un cuarto de hora trepidante (inicio de la segunda parte) y el resto del partido a especular.

En estas condiciones gana el más fresco y el que mejor sabe definir las pocas ocasiones que se generan. Ese ha sido el Barça, que desde principio de temporada se marcó el objetivo conseguido, llegar a la final. Por eso ha llegado, porque lo tenía entre ceja y ceja, era algo irresistible para él y sus jugadores y ante eso es muy difícil luchar, Milan.
Solo había dos equipos en el continente tan convencidos de su objetivo como el Barça, el Chelsea y el Milan. Ambos por razones muy distintas, el Chelsea porque su Liga se le queda pequeña y empieza a saber a poco tanto dominio y el Milan para ahuyentar los fantasmas de Estambul que al susurro de "ibais ganando 3-0 en la primera parte" deambula por San Siro, según cuentan los operarios milanistas, y hasta los del Inter, aunque esos ya han vistos tantos fantasmas que no difieren uno de verdad de uno falso.
El problema para estos dos equipos es que se han topado con el Barça. En teoría dos de los tres tenían que llegar a la final... si no se cruzaban. Y se cruzaron los dos con el Barça, que tiene mejores jugadores y más ganas de ganarla por tantos gafes pasados, como el 4-0 de Salicevic, Van Basten, Rijkaard y compañía, o el desastre de Sevilla contra el inédito Steaua de Bucarest y Ducadam.

Respecto al partido, poco se puede comentar. Un gol anulado a Shevchenko que TVE1 no nos aclaró el porqué, según comentaron en la SER los mensajes fue por fuera de juego. En cualquier caso no serviría de excusa, porque el Milan no fue el Milan, con poca fluidez de juego, y sin el oportunismo habitual de sus delanteros que le lleva salvando de la quema este año repetidas veces. El Barça fue mejor en la última media hora de partido de San Siro, suficiente para ganar la eliminatoria.
El resto de los dos partidos completamente desechable, especialmente el del Camp Nou que no tuvo ocasiones destacadas para ningún equipo exceptuando la de Eto´o en la primera parte o la de Belleti en la segunda.
Las estrellas anduvieron desaparecidas, tanto en un bando como en otro Shevchenko no hizo nada en los dos partidos, Kaka´ le puso ganas y dió pases magistrales no aprovechados en San Siro, pero no mucho más, Eto´o mucho correr pero poco tocar el balón, algo indispensable para jugar al fútbol, solo salvo de la quema a Giuly porque decidió la eliminatoria con un zurdazo magistral y a Ronaldinho por el peligro que lleva este hombre hasta en su propia area y con 20 defensas por delante.

Ronaldinho es especial, allí en San Siro cuando en la primera parte hizo dos cosas contadas, se desató en la segunda con recital de pases, taconazos imposibles al más puro estilo Oliver y Benji, y por supuesto desbordes. En uno de esos salió de sus botas (de oro) el pase a Giuly que acabó en gol. Esta Noche, dió uno casi igual, al mismo pero cambiado de banda y más escorado, hasta en el mismo minuto y casi con el mismo final, solo que esta vez Giuly la mandó por encima de la portería de Dida, ese tipo que el año pasado era un coloso y este año es un señor grande con las manos blandas que casi le cuesta al Milan los octavos.

Por fin el Barça llegó a su ansiada final, contra el Arsenal de Henry, pero esa es otra historia que ya tocará comentar. Solo un inciso, del temor se pasa al cabreo con el otro y del cabreo al divorcio. Sí, en el fútbol también.

8 Comentarios:

Futboleros dijo...

Mira, allá también veías a Oliver y Benji. La verdad amigo es que creo que los jugadores españoles que mencionas andan super bien pero no basta como para decir que tu país es una potencia. Tu liga sí. Es más, nosotros la vemos todos los fines de semana por tv abierta (o estatal si prefieres) y eso es muy decidor, más añun sabiendo a ciencia cierta que ustedes en España ni siquiera saben del fútbol chileno. No por ignorancia sino porque nuestro nivel es paupérrimo. Es más, nosotros somos de la zona sur del país donde nunca hemos gando nada pero igual le damos porque nos apasiona el fútbol.
Es super bueno saber que nos escribes desde tan lejos. Se nota que eres de allá. Aca, los chicos de tu edad no tiene esa capacidad de análisis.
Creo, volviendo a lo de Villarreal, que esta Champions League no se merecía una final española. Era engañoso. Ya que el Milan no juegue la final es ciertamente extraño porque su escuela defensiva complico más a Barcelona de lo que todos creían.
En fin, eso. Ojalá disfrutes del buen fútbol que te aseguro tendrá esa final en París. Y mucha suerte en el mundial. Nosotros vamos por Argentina pero bueno, si tenemos amigos hispanos, por qué no hinchar por la "otra" roja.
Un abrazo y felicitaciones por tu blog.

guido dijo...

La verdad que futboleros con lo de la pasión que se vive en el sur de América es más que cierto.
Volviendo al partido , me llaó la atención lo del Milan, que en ningún momento quiso ganarl el partido, faltaban pocos minutos y no lo iban a buscar.
Es más que justo que el Barcelona este en la final, como el Arsenal, porque para mi entender son los que mejor practicaron este deporte.
Saludos, un abrazo y estamos en contacto
si quieres pasa por mi blog
FUTBOLX2.BLOGSPOT.COM

zaragocista dijo...

Menudo gol anulado.....el Barsa se lo merecio y el Milan tuvo mas posesion que el Barsa, lo que es dificil de conseguir

Alex dijo...

ROOOBBBOOO!!!! jajaja es broma a mi me hubiese gustado una final en paris en la ke estuciese el ekipo rossonero pero weno emos exo lo k emos podido demasiado miedo sobre el campo o respeto si lo prefieres verems como acaba esta historia...

Michel dijo...

Te devuelvo el linkeo, ya empezamos a ser unos cuantos zaragozistas en la blogosfera.

javi dijo...

yo tb creo que lo anulan por falta a puyol, el fuera de juego lo veo dificil.
un saludo