sábado, 3 de junio de 2006

Será la maldición

Por cuestiones que no logro entender, somos una selección desgraciada. Cuenta la leyenda que una bruja escocesa en los años 20, tras ganar a su amada selección escocesa de gaitas y faldas, nos echó una maldición encima. La maldición era la de que nunca llegaríamos ser una selección grande, y hasta ahora, no se si por la bruja o no, se ha cumplido.

Nuestra historia negra comienza en 1934 cuando jugabamos en la Italia de Mussolini. Todos los países anfritiones que juegan con una dictadura de corte autoritario se aprovechan quieran o no de ese factor. En este caso Italia ganó el Mundial con robos escandalosos y uno de ellos fue a nosotros. En cuartos de final empatamos a uno y en el partido de desempate el maravilloso árbitro suizo Mercet anuló dos goles a España y tras el gol de Italia nos fuimos a casa injustamente. Se dice que altos dirigentes Italia nos mantuvieron una amigable conversación horas antes del partido con Mercet, para que luego digan que los suizos siempre son neutrales.

El siguiente fracasó al que tuvimos que resignarnos fue en 1978, Argentina. Jugabamos contra Brasil una vez más (y las que quedaban), iban 0-0 y eso le daba el pase a los brasieños. Un gol de España significaba el pase. En ese momento le legó el balón a Cardeñosa, y no sabemos porqué misteriosa razón, Cardeñosa con toda la portería vacía para él y con un solo brasileño en medio (Amaral) le dió a él. O odiaba mucho a ese brasileño y le quería meter un pelotazo, o la maldición era cierta.

De España 82 casi ni hablar. Fue muy triste, haciendo honor a nuestra tradición en los Mundiales. No podía España ser menos ante su gente, había que caer de manera que hicieramos honor a nuestra historia. Desde Naranjito (para muchos lo más triste que ha dado un Mundial), hasta honrar los jugadores el himno en dos filas diferentes unos delante de otros pasando por los robos arbitrales que c
ometimos para llegar a octavos, donde caímos.
El 86 fue el mejor mundial. Butrageño le endosó 4 a Dinamarca y Míchel, Gordillo, Zubizarreta, Camacho & Cía hacían de España una de las mejores selecciones del torneo. LLegaron a cuartos, donde Bélgica (¡!) eliminó a los nuestros en los penaltys, con Eloy como el único fallador de la noche. Argentina nos temía, era nuestro Mundial, la mala suerte se cebó con España.

Enfilando la época en la que ya estaba vivo solo nombrar los tres últimos mundiales me da rabia y tristeza. Rabia en 1994 en las lejanas tierras de EEUU. Una vez más llegabamos a cuartos desplegando un gran juego. Empatabamos a la todopoderosa Italia de Roberto Baggio cuando dos acciones históricas en la memoria de todos nosotros nos eliminaron. La primera de resignación, Julio Salinas con toda la portería para él menos el portero falló. Acto seguido Baggio marcaba. Luego Tassotti, que era más terrorista que futbolista, le partió de un codazo a Luis Enrique la nariz dentro del área. Penalty descardo, un robo más para el historial y a casa.
El 98 quedará como el Mundial donde eramos los favoritos y Nigeria y Paraguay nos mandó a casa.

El 2002 era de nuevo nuestro Mundial. Una generación de futbolistas magnífica llegó a los cuartos de final invicta y arrasando. Solo Brasil hacía lo que España. En cuartos esperaba Corea, anfritiona. Resultado: 2 goles anulados que eran legales (el de Morientes escandaloso), fueras de juego inventados por el linier de Trinidad y Tobago (¡!), y en la tanda Joaquín falló el penalty decisivo, pero el portero coreano estaba 5 metros adelantado y Al Ghandour lo vió todo, pero no pitó nada. Hoy en día todavía me invade la ira cuando lo veo. Kempes, Maradona, gente que sabe de esto lo tituló el mayor robo de la Historia. Era nuestro Mundial y nos lo quitaron... Resume bien, lo que es nuestra Historia mundialistica. ¿Sera Alemania la vencida?

2 Comentarios:

guido dijo...

Fue tremenda la eliminación en el último mundial, creo que lo del arbitro fue el mayor robo que ví en un partido, tremendo.
muy buen post

David dijo...

Es verdad que los árbitros la liaron parda. Pero no sólo a España, también a Italia y en 2 o 3 partidos.
Aquí los medios también han exagerado lo sucedido con Corea: todos los porteros se adelantan como hizo Lee con Joaquín, y en el gol "anulado" Woon-Jae Lee ni se mueve xq el árbitro había anulado la jugada. Y otra cosa de la que no se habla: en octavos contra Irlanda, España se acobardó.
Culpar al árbitro se fácil pero a España le faltó plasmar su dominio en el peor partido que hizo Corea en su Mundial.

PD: te ha faltado rememorar el doblete de Stojkovic en Italia'90: dos acciones de maestro.

Un saludo.